Inicio > Moda, Pequeños (o grandes) descubrimientos > ¡¡Zapatos, zapatos y más zapatos!!

¡¡Zapatos, zapatos y más zapatos!!

Comienzo el año en este blog cuasiabandonado hablando de una de mis pasiones: los zapatos (entiéndase con ello el concepto más amplio: botas, botines, zapatos planos, de tacón, peep toes, sandalias, chanclas, deportivas…)

En dos palabras: ¡¡me encantan!!

Actualmente no vivo en mi propia casa (y mi madre se queja mucho e que tengo demasiados zapatos) y no tengo un sueldo que me permita comprar más de un par al año (el año pasado sólo cayeron en mis manos un par de botines, pero ha sido la mejora compra que he hecho en muchísimo tiempo, luego os cuento) pero gracias a internet puedo ver y soñar con un montón de pares que estarían preciosos en mi armario y, evidentemente, en mis pies.

Lo que he ido descubriendo es que me encantan los zapatos a cada cual más estrambótico y especial y procuro evitar los zapatos corrientes. ¿El problema? Que eso implica que rara vez bajan de los 70€ el par. Afortunadamente hay muchas marcas que venden por internet a precios más que razonables y si no, puedes optar a esas webs de compra online de varias marcas (y siempre tendremos a ebay, of course). El truco es tener muy claro cuál es tu talla, cosa que parece sencilla de primeras pero luego no lo es tanto, en especial cuando te das cuenta de que quieres cosas inglesas (¡hay cosas alucinantes en UK!) o americanas. Ambos, además distinguen entre M (man) y W (woman) a la hora del tallaje, por lo que ojito si compráis zapatos de fuera a fijaros si la especificación de la talla es para hombre o mujer (si buscas unos tacones no caben muchas dudas, pero como quieras comprar unas zapatillas de deporte…). Normalmente yo utilizo la siguiente tabla para ver mi talla (que como no es mía, evidentemente os dejo aquí el enlace de la web que lo publica (que, evidentemente, es una tienda online de zapatos):

Tabla de conversión de tallas de zapatos

Tabla de conversión de tallas de zapatos

Este año he descubierto un par de marcas alucinantes, una de ellas es la de mis botines marrones de este invierno, El Naturalista o “los de la rana verde” como dice S., una de mis compañeras de trabajo. Decir que son cómodos se queda muy muy muy (periódico el “muy”) corto. Aquí los tenéis:

¡Mi mejor compra de este año!

Para que os hagáis a la idea: más de diez horas caminando de turisteo en Burgos que si ruinas romanas en mitad del campo, cuesta para arriba y cuesta para abajo, que si ahora vamos tarde a comer y hay que echar una carrerita para que nos den de comer, que si lluvia, que si barro, que si un frío del carajo, que ¡ups! no controlé bien lo de la gasolina y he desbordado el depósito bañándolos en diésel, que si ahora salimos de fiesta y te tiro sin querer una cerveza encima de todos los pies y además está todo lleno de cristales rotos por culpa de un cretino borracho y los pisas sin querer, etc, etc… ¡Y siguen como nuevos! Y mis pies ni se enteraron de la paliza a la que los sometí y siempre calentitos jejeje…

Un detalle, @elnaturalistaes me atendió fenomenal cuando le pregunté por el tema del diésel en las botas. Por si os pasa: el mejor remedio es la paciencia. Quita con papel de cocina o algo que absorba bien lo que puedas y déjalos unos cuantos días en un sitio bien ventilado (yo los tuve como una semana larga) y el diésel se va evaporando poco a poco sin dejar marcas ni nada. Después un buen betún o crema especial para piel o cuero y listos.

Y para aquellos compradores/as que además de un buen producto también se preocupan por la labor social, ambiental o artesanal de la marca que lo produce, ¡estáis de suerte! Sólo tenéis que daros un paseo por su blog y lo entenderéis.

¿Os he dicho ya que la marca es española? 😉

Y la otra gran debilidad que he descubierto este año es una marca inglesa. De paseo por Sevilla con mi hermana entré con ella en una zapatería y allí estaban los zapatos más divertidos que había visto en mi vida. Como me parecieron carísimos apunté el nombre para investigar por internet, no sin antes probármelos para saber que talla gastaba yo de esa marca. Y así empezó todo, con un “Buscar web – Irregular Choice” anotado en mi libreta.

Os podría poner todos los que me gustan aquí y casi que sería un copia-pega de su catálogo completo, pero os pondré solo unos pocos ejemplos para que veáis a qué me refiero cuando hablo de zapatos originales y estrambóticos. Los de antes eran más bien del tipo “original” pero estos se quedan con el otro calificativo 😛

Los que me probé en Sevilla fueron éstos:

Unos que estuve a puntito de pillar en ebay pero me despisté con la hora de finalización de la puja:

¡Creo que son perfectos para el trabajo!

Si pudiera pillarme unos para los concierto que damos The Black Mambas el 5 y el 7 de enero dudaría entre:

Opción B

Opción A

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡¡Y podría seguir así hasta el infinito!!

Os recomiendo que os paseéis por su página y que cotilleéis por Internet, porque podéis encontrarlos de oferta en un montón de sitios y ,además, he puesto imágenes de los más discretitos.

Un besín a todos y ¡feliz año! (aunque sea con un par de días de retraso)

PD: ¿Adivináis de dónde sacaré los zapatos de boda si algún día me caso? ^^

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: