Archive

Archive for the ‘Cine’ Category

Hablemos de esperanza y no de c…

mayo 21, 2012 Deja un comentario

Sé de sobra que el vídeo que os pongo a continuación es una crítica (la película entera lo es) al fascismo y más concretamente a Hitler y la Alemania nazi. Pero el otro la vi de nuevo en la tele y, al escuchar el discurso final con el que termina esta estupenda película de 1940, hubo un momento en el que me di cuenta de que es totalmente aplicable a lo que estamos viviendo ahora mismo. No pienso poner esa palabra que está en boca de todos (la que empieza por C y acaba en S) porque estoy harta de escucharla a mi alrededor a cada instante. Hoy la palabra que quiero escribir aquí es la de la “E”: ESPERANZA.

A todos nos hace falta un poquito de ella. Pasamos las semanas escuchando malas noticias sobre lo que pasa en nuestro mundo y cada cosa que sucede creo que nos chupa un poco la vitalidad que nos queda. La mirada de Paulette Goddard en la última imagen está llena de esperanza y esa es la que quiero ver en los ojos de cada uno de los que me rodean. ¡Y también en los míos! (que a mi también me falta a veces).

(Está en inglés subtitulado. Podría haberla puesto en español, porque el doblaje es excelente, pero me gusta más su versión original)

Cisne Negro (o como sentirme timada en el cine)

febrero 28, 2011 1 comentario

Anoche fui con mis padres a ver Cisne Negro. A su favor había una intensa promoción, el voto positivo de  mi hermano (que ya la había visto), buenas críticas en la tele y, por supuesto, un Darren Aronofsky que me había enganchado con Réquiem por un sueño y con Pi: Fe en el caos.

El resultado fue decepcionante.

Dejando a un lado la interpretación de Natalie Portman (Nina, en la película) , que pese a no apasionarme como actriz tengo que reconocer que lleva el papel a la perfección, no puedo decir que la película me haya gustado.

En primer lugar me pareció demasiado larga. Creo que podría haberse contado la misma historia en bastante menos tiempo y sin que perdiera la intensidad e inquietud que pretende transmitir.

Por otro lado, como mi madre comentaba, hay demasiada Natalie Portman. Que sí, que es la protagonista, pero tenerla a ella (incluso sólo su cara) en la pantalla sin nada más a veces resulta pesado.

Finalmente, creo que Wynona Rider sobra. Su personaje, quiero decir. Supongo que pretende darle algo más de dramatismo y oscuridad a la historia, pero me parece un personaje totalmente superfluo.

¿Cosas positivas? Sí, algunas tiene: La escena en la que Nina baila ante el público la parte del cisne negro es espectacular (no quiero entrar en detalles para no reventar nada), el personaje de la madre de Nina también me ha gustado, le da un punto de intríngulis y de tensión, haciéndote dudar a veces si es ella la culpable de todo el asunto (o parte) o no. Más… Mmmm… pues que enseña bastante bien lo exigente que es el mundo del espectáculo (y del ballet en particular) de forma profesional.

Vamos, que verla se puede ver, pero no pagando 7€ por ella. Mejor al videoclub más cercano cuando esté.

PD: Acabo de recordar otra cosa que me gustó de la peli: el maquillaje que lleva N. Portman cuando es el cisne negro. ^^

Categorías:Cine Etiquetas: , ,

Ágora

octubre 22, 2009 1 comentario

Anoche fui a ver Ágora.

Creo que quería verla desde que supe de su existencia. No soy fan de Amenábar, ni mucho menos (aunque reconozco que lo pasé de miedo ;P viendo Los Otros), pero las palabras “Biblioteca de Alejandría” hicieron mella de alguna manera.

Un miércoles, a las 22h, muerta de sueño y con muy pocas ganas de salir, fui arrastrada por mi madre hasta Los Prados (donde por cierto, hay un sitio que sirve mi cerveza favorita) a un reducido plan de “cine familiar” (reducido por la escasez de miembros de la familia, que de casualidad superábamos el 50%).

Fue empezar la película y la somnolencia que me hacía cabecear en los trailers desapareció en un instante.

¿Qué decir ahora de algo que considero perfectamente hecho de principio a fin? Cualquier comentario se va a quedar corto a todo lo que me provocó esta historia en Alejandría…

Un argumento coherente, personajes bien desarrollados y definidos, imágenes realmente impactantes (me encantaron todas esas vistas de la Tierra desde el espacio), movimientos de cámara que enfatizaban cada escena, una banda sonora perfectamente equilibrada…

¡Y qué de cosas ves…! (o, en mi caso, piensas)

Por un lado resalta el valor (o falta de él) y la fuerza de las convicciones, el amor, la ira y la fe, de la conveniencia de estar en un bando o en otro, de lo difícil que es (a veces) mantenerse al margen… ¡Qué sencillo es ser “masa” en lugar de individuo!

Por otro, ves como el ser humano comete (cometemos) los mismos errores una y otra vez, en un círculo constante del que no salimos nunca, que hay conflictos en los que hace tiempo que dejó de haber “buenos y malos”, al final todos son igual de malos (o de buenos, según quieras verlo, yo prefiero lo contrario).

Sólo lamento no haberla visto en versión original para poder apreciar mejor la interpretación de los actores. De lo que no me quedó duda fue que la dobladora de Rachel Weisz es espectacular.

Espero que os guste a todos los que la veáis, aunque habrá para todos los gustos: mi padre y yo salimos encantados, mi madre… no tanto 🙂

Categorías:Cine Etiquetas: , , ,

Los hombres que no amaban a las mujeres – El libro y la película

julio 3, 2009 3 comentarios

Vale,  ya me lo he leído y sí, también he visto la peli. Ahora ya puedo opinar de una de las grandes estrellas de las librerías de este año, que junto con sus otras dos novelas, están haciendo menos crítica la crisis de estos establecimientos.

Portada de Los hombres que no amaban a las mujeres

Portada de Los hombres que no amaban a las mujeres

En primer lugar tengo que reconocer que tenía ganas de leer el libro, mucho antes de empezar este boom porque leí una reseña en un periódico (no recuerdo cual) que anunciaba su publicación con un comentario más bien breve. Y yo, que me fío muchas veces más de mi instinto que de mi conocimiento, leí el título y me dije “éste lo leo”. Mi propia crisis económica personal hizo que retrasara la compra varios meses, hasta tal punto que puse como excusa el regalo de reyes de mi padre para no sentirme mal gastando tanto en libros (otro día hablaré de este tema, que trae cola) y claro, he tenido que esperar a que él lo terminara para poder devorarlo yo. Afortunadamente mi padre es tan ávido lector como yo y no tardó demasiado.

Una vez explicado como conseguí hacerme con la novela os paso a comentar lo que me parece:

Puedo afirmar que es una novela entretenida, de esas de lectura sencilla y rápida (me lo fundí en dos tardes tirada al sol en el jardín). La trama está bastante bien elaborada y los personajes tienen suficiente complejidad como para ser creíbles (aunque la gran protagonista, Lisbeth, a ratos me flojea). También he de decir que me gustan las novelas que tienen varias líneas argumentales enredadas con la principal y éste es uno de esos casos.

En contra diré que para una historia relativamente simple hay demasiadas páginas. Da la sensación de que el señor Larsson no sabía por donde tirar pero que necesitaba seguir escribiendo. Además, como otros best sellers, la prosa es poco elaborada (imagino que eso ayuda a que  gente poco aficionada a la lectura pase horas con el libro en la mano) y hay fragmentos en los que parece que estás leyendo un artículo de periódico más que una novela por la forma de redactar, aunque teniendo en cuenta la profesión del autor es totalmente normal.

Otro “pro” es que me gustaron, a la par que sorprendieron, esos pequeños datos estadísticos respecto a ciertas actitudes de la sociedad sueca que aparecían entre capítulos. Creo que a más de uno nos pusieron los pelos de punta.

Esto no quiere decir que  no me haya gustado el libro, es más, me ha encantado, pero no es perfecto (nada en esta vida lo es) y hay que intentar ser objetivos. De hecho, mi padre está a puntito de terminar la segunda novela y ya me ha dicho que me la prestará en cuanto acabe, y la espero con ganas.

No pienso contaros de qué va el libro, para eso no tenéis más que escribir el título en google y os aparecerán cientos de páginas que os lo resumen, en especial la web que su editorial, Destino, ha hecho exclusivamente para la trilogía Millenium (he aplaudido el resumen del tercer tomo, es lo mejor d ela página y realmente lo aplaudo).

Y la peli… bueno, todo el mundo sabe que siempre los libros son mejores que sus películas (alguna excepción habrá, seguro, pero yo ahora mismo no conozco ninguna), así que no os sorprenderá que siga pensando lo mismo.

Cartel de la película

Cartel de la película

He de decir que fui con mi novio a verla y él, que no ha leído el libro, salió del cine contento y diciendo que era una buena película. Y lo es, pero no es la novela, claro está.

Para empezar, corta de raíz con todas esas tramas laterales que tanto me gustaban del libro y para solucionar los huecos que eso crea en la trama principal han tenido que cambiar detalles para ajustarlo todo. A quien no la haya visto aún le diré que en ningún momento aparece la hija de Mikael Blomkvist y un personaje de la familia Vanger en la peli dicen que ha muerto aunque en la novela no lo esté. Y el prota tiene una vida, aparentemente, bastante más “casta y pura” jejeje…

Me gustaron ciertos detalles, como los recuerdos que tiene Blomkvist de cuando era pequeño y le cuidaba Harriet o la especie de árbol genealógico que monta con fotos en la pared de todos los Vanger (leyendo la novela casi tenía que tomar notas para no perderme con esa enorme familia). Por otro lado, los actores Noomi Rapace y Michael Nyqvist están perfectamente elegidos y hacen el papel genial. Agradecí que la producción fuera sueca, porque si llega a ser americana, ¡¡seguro que nos morimos!! jajaja…

En resumen, una buena novela y una buena película, aunque con sus cosas. La recomiendo al 100%.

Ya me diréis que os han parecido ambas y yo ya os contaré lo que opine del segundo volumen.

A %d blogueros les gusta esto: