Reutilizar no es reciclar

noviembre 7, 2012 Deja un comentario

Como gran aficionada a las manualidades que soy me paso gran parte de mi tiempo de ocio investigando nuevas técnicas, ideas y materiales.

Todos sabemos que internet es muy grande y que podemos encontrar de todo y si, además, no tienes problemas con los idiomas podrás encontrar mil y un maravillas más.

El caso es, que teniendo en cuenta lo extendida que está ahora la moda del DIY (Do It Yourself) es decir, el “hazlo tú mismo” cada vez hay más información sobre cosas que podemos hacer con los materiales y residuos que creamos en nuestras propias casas. Y es ahí donde encuentro el problema de la terminología.

Es habitual encontrar posts como éste, titulado (lo traduzco directamente) “45 Ideas de Cómo reciclar Botellas de Plástico“. Si lo leemos con detenimiento lo que nos enseña son preciosas formas de aprovechar las botellas para otras cosas desde pequeñas obras de arte a adornos o incluso lámparas para el salón de tu casa.

Bien, está fenomenal que cojamos nuestros residuos y los usemos en cosas nuevas antes de mandarlos a la basura pero hay una importante confusión de terminología ya que eso NO ES RECICLAR ES REUTILIZAR.

La forma más sencilla de comprenderlo es ir directamente a la definición de cada palabra (y la wikipedia nos ayuda bastante en este tema):

El reciclaje es un proceso fisicoquímico o mecánico o trabajo que consiste en someter a una materia o un producto ya utilizado (basura), a un ciclo de tratamiento total o parcial para obtener una materia prima o un nuevo producto. También se podría definir como la obtención de materias primas a partir de desechos, introduciéndolos de nuevo en el ciclo de vida y se produce ante la perspectiva del agotamiento de recursos naturales, macro económico y para eliminar de forma eficaz los desechos de los humanos que no necesitamos.

Reutilizar es la acción de volver a utilizar los bienes o productos. La utilidad puede venir para el usuario mediante una acción de mejora o restauración, o sin modificar el producto si es útil para un nuevo usuario.

Por lo tanto, si lo que hacemos es coger unas botellas de plástico y las convertimos en una cortina para la casa lo que estamos haciendo es reutilizarlas, darles un uso nuevo. Por contra, si lo que hacemos es darles el tratamiento adecuado para volver a obtener plástico y hacer con él (también) una cortina lo que estamos haciendo es reciclar.

De todas formas, no podemos olvidar la regla de las tres R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. En ese orden.

Eso quiere decir que la mejor forma de cuidar nuestro medio ambiente es primero intentar reducir nuestros residuos, produciendo los menos posibles. Luego tendremos que reutilizarlos (que es lo que hacemos con nuestras manualidades y artesanías varias) y por último reciclarlos. De este último paso a lo más que llegamos es a tirar cada residuo en el contenedor adecuado (o en el punto limpio, si es el caso). Por lo tanto, hacer cortinas con trozos de botellas es mucho mejor que llevarlas al contenedor.

Espero haberlo aclarado lo suficiente, por si a alguien le surgía la duda. También os animo a que reutilicéis todo lo posible y para que veáis que se puede reutilizar cualquier cosa os dejo una foto de una experta en reutilizar algo que parecía imposible a primera vista y que se han convertido en preciosos complementos:

Muñecos y accesorios a partir de viejas placas base de ordenadores y piezas de electrónica inútiles.

Imagen obtenida aquí

Categorías:Medio Ambiente Etiquetas: ,

Di no a la música de espera de llamada

septiembre 27, 2012 Deja un comentario

Buenas tardes señora del número 6XX XXX XXX

Sólo soy una chica de treinta y pocos años que le llamaba esta tarde para preguntarle el precio de una plaza de garaje en alquiler. Podría haber sido de la tele para ofrecerle un premio o alguien a quien usted haya enviado su currículum para concertar una entrevista. Si lamenta que no haya sido una de esas dos últimas opciones se equivoca. Ha tenido mucha suerte de que sea yo quien la haya llamado y no fuera otra cosa más importante.

¿Que no recuerda haberme cogido el teléfono? Claro, es que he colgado antes de que me contestara. Y no, no es que haya encontrado una plaza de garaje ya. Es que no he podido soportar más de 15 segundos de esa estupenda canción que ha decidido poner para entretener a la gente mientras encuentra el teléfono que, lo más probable, estará en el fondo de su bolso.

Estoy segura de que mis gustos musicales no se parecen a los suyos (lo acabo de comprobar en la llamada y su selección musical) pero eso que me pasa a mi le va a pasar con muchas otras personas que le llamen y seguro que será para cosas mucho más importantes que lo mío. ¿Está dispuesta a perderse ese tipo de llamadas?

Se lo aseguro, la gente prefiere escuchar el típico tono normal de llamada antes que cualquier canción y más teniendo en cuenta que los micrófonos y altavoces de los teléfonos móviles están pensados para emitir las frecuencias de voz asociadas a una conversación normal, potenciando ciertos agudos y limitando graves para que no se cojan muchos ruidos de fondo. ¿se imagina como suena su cantante femenina favorita lanzando un gorgorito bien agudo? Yo se lo diré: terrorífico. Por eso colgué. Y por eso, señora, no le alquilaré esa plaza que tiene disponible que está justo donde yo quería, al precio que yo quería y del tamaño que necesitaba. Otra vez será.

Categorías:Varios Etiquetas: ,

Jugando con el WhatsApp

septiembre 24, 2012 Deja un comentario

Mucha gente de mi entorno se resistía a hacerse con un smartphone hasta que apareció el WhatsApp. A partir de ese momento, parecía que no había otra forma mejor de comunicarse y además ¡te ahorrabas el coste de los sms!

Yo siempre he tenido tarifa plana en mensajes, así que me daba igual usar una cosa o la otra, pero hay que reconocer que le pillas el gustillo y al final es como avisas a los demás para quedar, e inclusos haces grupos para poder organizar planes o compartir tonterías.

Hoy quiero compartir con vosotros una de esas tonterías que he recibido. Tontería, sí, pero entretenida y además te echas unas risas.

Señoras y señores, con todos ustedes el juego: ADIVINA LA PELÍCULA

Básicamente se trata de adivinar los títulos de las películas hechos a partir de los iconos que vienen en esta aplicación por defecto. Además, si estamos inspirados podemos ir ampliando la lista. Os dejo las que he recibido esta mañana. En general son facilitas aunque me quedan tres que todavía no he sacado(9, 15 y 16):

1) 

2)  

3) 

4)  

5)   

6) 

7)   

8)  

9) 

10)    

11)  

12)      

13)  

14) 

15)  

16)      

17)  

18) 

19)

20)     

¿Las sacáis? ¡Si se me ocurre alguna otra la iré añadiendo!

Ah, y si queréis los iconos los tenéis aquí ordenados por categorías.

Categorías:Mi Androide y yo Etiquetas: , ,

Diario de una parada inquieta. Día 150 – Y se acabó lo que se daba

septiembre 5, 2012 Deja un comentario

Dentro de una semana (aproximadamente) cobraré mi última casi-mensualidad del paro. Es “casi” y no mensualidad completa porque el primer pago que tuve correspondía a unos 10 días así que esta vez me toca cerrar el mes con los 20 que faltan.

Por si alguien se lo pregunta: No, no puedo optar al dinero del Plan Prepara. No pude la vez anterior por no-se-qué requisito y esta vez por más de uno (entre ellos que llevo demasiado poco tiempo parada y que vivo con mis padres).

Así que ahora toca seguir buscando y tirar de ahorros, que no eran mucho, pero me darán para sobrevivir 10 meses así a ojo. Y luego tocará hacer algo que odio: recurrir a papá y mamá. Ya me fastidia bastante haber tenido que volver a casa pero, hasta ahora, no tenía que andar pidiendo nada sin embargo, o soluciono el tema en breve o no me quedará más remedio.

Como no cejo en mi empeño de trabajar como formadora estoy dándoles la turra a las empresas/academias que dan los cursos del SEPE (antiguo INEM) de formación para el empleo, a ver si cuadro en algo, aunque sea para dar esas 10 horitas (a lo sumo) que suelen tener esos cursos reservadas a  medio ambiente, prevención de riesgos, igualdad, etc. Es más, creo que sería una candidata estupenda para ese tipo de cosas, aunque eso al final lo deciden otros, no yo.

Mientras tanto a trabajar en otras cosillas de esas que me hacen feliz, esas que me permiten desarrollar esa creatividad que tengo atascada entre el estómago y la garganta. Y no rendirse. Eso es fundamental. Aunque hay días que cuesta, y mucho. Pero eso ya lo sabéis vosotros también, no os cuento nada nuevo.

¡Hoy prohibido rendirse! Aunque se acabe lo que se daba. 🙂

Diario de una parada inquieta. Día … (pfff) – En busca de la felicidad

julio 18, 2012 2 comentarios

¡Hola de nuevo!

Ya ni sé cuantos días llevo en el paro, sólo sé que hoy me ha tocado renovar la demanda y casi se me pasa hacerlo.

Llevo desde el primer día pensando qué hacer, cómo salir adelante y qué opciones tengo. La verdad es que están siendo días duros. El ánimo se resiente y viendo como está el mundo ahora mismo parece que no hay visos de mejorar. He tenido que darle un repaso a mis sueños y me he dado cuenta de que tengo que cambiarlos o, al menos, transformarlos en algo más realista. Está claro que lo que yo pensaba tener/hacer con 31 o 32 años a estas alturas es ya un imposible, así que hay que replantearse las cosas.

Lo del trabajo está complicado (sí, ya sé que no digo nada nuevo) pero ya no sólo por lo poco que hay, sino por lo que yo estoy (no) dispuesta a sacrificar. ¿Porqué tengo que matarme a trabajar 40 horas a la semana (y probablemente para alguien que no valore lo que hago) metida en una oficina y ganar cuatro duros si puedo ganar lo mismo haciendo un par de talleres al mes, o unos bolsos o haciendo un mini-proyecto por mi cuenta? Vale, puede que gane menos, pero al menos sería más feliz y tendría más tiempo para mi y eso sí que no se paga con dinero.

Y luego piensas que tienes una carrera (y 2 máster) y que deberías centrarte en ella para trabajar. Pero, señores, es que eso no vale para nada. Mis títulos ahora mismo valen menos que el papel en el que están impresos los diplomas. ¿Que me equivoqué de carrera? No, eso no. Estamos todos igual: ambientólogos, biólogos, médicos, economistas… Aunque tengo que reconocer que más de una vez se me pasa por la cabeza un “¡que le den al medio ambiente!”, laboralmente hablando, claro.

Por otro lado el cuerpo (y la cabeza) me piden un cambio. Y que haga cosas. Y que haga cosas que impliquen un cambio a mi alrededor… No sé explicar muy bien esa sensación, pero es que si uno no hace por cambiar las cosas ¿quién lo va a hacer? No me gusta como están y si quiero que dejen de estarlo tendré que intentar cambiarlas yo de alguna manera, aunque sea a pequeña escala.

Y por ahora lo que ando mirando es como poner un puesto en el mercadillo de mi pueblo durante el verano, o se me va la cabeza y pienso en alquilarle a mi abuela una finca para ponerme a plantar hierbas aromáticas y especias (en plan agricultura ecológica) aunque no tengo ni idea de cómo funcionaría, también tengo en mente la posibilidad de montar una editorial algo original y otro montón de cosas aún más disparatadas pero que me harían feliz y que creo que podrían hacer felices a otros…

Esta semana, para empezar, haré unos patucos para una familia con un bebé de pocos días que está sin dinero y necesita ropa y cositas para él. Sea.

 

 

Ya no hay más amigurumis (aquí)

junio 20, 2012 Deja un comentario

Estimados todos.

Debido a que he separado mi actividad “amigurumil” (toma “palabro” que me he inventado) a otro blog, desde este momento procedo a borrar todas las entradas que hay en éste relacionadas con dicho tema.

Si queréis verlas no tenéis más que dirigiros a www.momochi.es donde las tenés todas y cada una.

Un saludo a todos.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,

DIY verde

junio 10, 2012 Deja un comentario

Desde hace años sigo con mucho interés los proyectos que la gente sube a Instructables. Una de mis aspiraciones es hacer muchas de las cosas que aparecen en la web, pero ahora mismo me es imposible por falta de espacio (el día que me independice y pueda llenar la casa de trastos me pondré con ello).

Logo del Green Tech Contest (vía http://www.instructables.com)

Por si no lo conocéis, es una página en la cual la gente sube tutoriales sobre cómo hacer un montón de cosas uno mismo. Existen un montón de categorías: desde ropa (una de las que más miro, todo hay que decirlo), recetas, juguetes, robots, muebles… Para cualquier cosa que se te pueda ocurrir ya habrá alguien que haya subido su tutorial.

Una de las cosas más interesantes que tiene son los concursos. Celebran varios a lo largo del año y cada uno de una temática. Además los premios son muy interesantes.

Hace poco he empezado uno que quiero comentaros. Se llama “Green Tech Contest” y consiste en presentar soluciones a a problemas ambientales desde un punto de vista tecnológico. En el momento en el que estoy escribiendo esto ya hay 15 proyectos concursando.

Me alucina que haya gente con ideas tan fantásticas y que además tenga ganas de explicarte paso a paso cómo lo ha hecho.Algunos de los proyectos que más me han sorprendido y/o gustado son:

1. Un kart eléctrico, que podéis ver funcionando en el siguiente vídeo:

 

2. Unos “nenúfares” de plástico para calentar el agua de tu piscina a través del calor del sol. Podéis verlos aquí.

3. Un pequeño aerogenerador de uso individual hecho a base de motores viejos de lavadoras. Para verlo haz click aquí.

4. Unos bichitos de plástico hechos a partir de materiales reciclados que además de decorar el jardín utilizan elementos naturales (como la canela o lavanda) para repeler insectos indeseables en lugar de los productos químicos habituales. Podéis verlos aquí.

De este último voy a tomar nota por si interesa para la huerta de mis padres, que aunque no usan casi ningún producto químico, todavía hay alguno rondando por ahí.

¿No os parecen geniales?

Si queréis podéis entrar y votar el que más os guste. Yo ya lo he hecho. ^^

¡Disfrutad del domingo!

Categorías:Medio Ambiente
A %d blogueros les gusta esto: