Archivo

Posts Tagged ‘Literatura’

1Q84 de Haruki Murakami

febrero 5, 2012 Deja un comentario

¡Por fin los terminé!

1Q84 - Libros 1 y 2

1Q84 - Libros 1 y 2

Estaba esperando a leerme el Libro 3 para poder hablar de esta maravilla de la literatura japonesa o, más bien, mundial.

Siento no ser objetiva. Me encantan las obras de Murakami, aunque le prefiero como novelista antes que como escritor de relatos. Para lo que ya le conocéis, su obra más famosa es Tokio blues (Norwegian Wood) (2005, Tusquets), pero personalmente me han gustado muchísimo más otras novelas como Crónica del pájaro que da cuerda al mundo o de la que quería hablar un poquito ahora 1Q84.

Intentando no desvelar nada del libro, puedo contaros que los protagonistas son2 y 3. Dos protagonistas en la primera parte de la novela (que incluye los Libros 1 y 2) y tres para la segunda parte (el Libro 3). Para la primera, nos encontramos con Tengo y Aomame, dos personas que en apariencia no tienen nada que ver, pero que al final tienen todo que ver. En el último libro repetimos con ellos dos, pero aparece otro personaje que no quiero desvelar que pasa a darle el puntillo de tensión que necesita el libro.

En todo 1Q84, Murakami juega como en otras de sus obras (véase El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas (2009, Tusquets)) a alternar los capítulos de forma que en cada uno se trata lo que le está pasando a cada protagonista. La diferencia con la novela anterior es que en este caso los acontecimientos no pasan en orden cronológico ni mucho menos simultáneo. Hay veces que hay lapsus de meses entre lo que le sucede a Tengo en un capítulo y lo que le pasa a Aomame en el siguiente. Pese a la alternacia y los saltos temporales Murakami consigue que ambos personajes se vayan acercando progresivamente a un punto común, a ese desenlace final que no tendremos realmente hasta el último capítulo del último libro. (Sí, son muchas páginas hasta llegar al desenlace, pero os aseguro que no se hace para nada largo).

1Q84 -  Libro 3

1Q84 - Libro 3

También mantiene esa línea que le caracteriza de relatar un mundo real pero con toques mágicos y oníricos, cosa que es lo que más me gusta de su trabajo. Es capaz de hacerte creíble algo increíble, como si las cosas no pudieran ser de otra forma mas que así. Además los personajes son complejos y con gran vida interior, lo que los hace más que interesantes. Hasta el personaje más secundario tiene su historia.

Me gustaría poder contaros más cosas, pero me temo que acabaría desvelando cosas del argumento y no quiero que os perdáis la maravilla de descubrirlo por vosotros mismos.

Si nunca habéis leído algo suyo y sólo queréis tantear con algo cortito, os recomendaría La caza del carnero salvaje (1992, Anagrama). No es muy larga y tiene ese toque mágico que os comentaba.

¡Ya me contaréis qué os ha parecido!

Anuncios

Volverás a León

diciembre 2, 2009 Deja un comentario

Ese es el título de un artículo que aparece hoy en La Nueva España (periódico asturiano, para quien no lo sepa) escrito por Francisco García Pérez.

Os lo pongo porque al leerlo he sonreido, viendo que no soy la única en ver y notar este tipo de cosas y porque lo mismo que cuenta el autor, es algo que a mi también me llamó mucho la atención.

Lo copio y pego íntegro, aunque podéis leerlo también en la edición digital del mismo.

Volverás a León

Una provincia con la mitad de habitantes que sabe organizar actos literarios

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ Me quedo boquiabierto. Es jueves, son las diez de la mañana, hay 1 grado de temperatura -con su cielo limpísimo, de otoño frío-, día laborable y, sin embargo, unas cincuenta personas se congregan en el recién restaurado palacio del Conde Luna leonés para escucharme lo que tenga que decir sobre el espacio mítico de la Región de Juan Benet (sí, ya saben, ese escritor horrible, pelmazo, cabeza del «sindicato del plomo» literario, aburrido, ilegido e ilegible, y todas las cosas más que quieran excretar sobre él y que excretan nada más oír su nombre los aguerridos militantes antibenetianos, incapaces de leerlo y curiosos propagandistas de esa su minusvalía lectora) y la relación del mismo con León. ¿Cincuenta o más personas para un acto literario en esas condiciones, a esas horas, sobre ese tema? «Tienes que perdonar», se disculpa, encima, Alfonso García, periodista y cabeza visible organizativa de ese IV Congreso internacional de literatura leonesa actual al que asisto. «Se han matriculado unos 350, pero es tan temprano, muchos están trabajando…». Pero, ¿perdonar el qué? Me quedo boquiabierto porque pensaba que asistirían los conserjes y los de la limpieza, tan mal acostumbrado vengo de Asturias, donde para juntar a dos docenas en un acto público y gratuito semejante es preciso casi fletar un minibús y obligar bajo severas amenazas, incluyendo quizás el chantaje, a subirse a él a parientes lejanos, vecinos, deudos y conocidos.

Y eso que aún no me había repuesto de la sorpresa de la noche anterior, cuando, en compañía de profesores amigos, hubo cena? hablando de libros y literatura: de libros que todos los presentes habíamos leído y de la literatura que todos los comensales aún seguíamos gozando. Es decir, no nos habíamos entregado a esas tan populares noches lúdicas, festivas, metasexuales, alcohólicas y psicotrópicas que parecen ser el único objetivo verdadero de muchos de los saraos que en Asturias se organizan bajo el señuelo de la señora Literatura y disparando con pólvora del rey, es decir, con pasta del contribuyente. Bueno, a decir verdad, también despellejamos un poco, pero precisamente a ciertos personajes del mundo literario, a sedicentes escritores de reputación impostada, que se sirven de sus dotes pelotilleras para convencer al incauto con dineros de que son el no va más de la cultura. Por ejemplo, a cierto escribidor que mata por que le inviten a los sitios de relumbrón, es en ellos el más humilde de los hombres para, luego, poner a parir por escrito a todos los que asistieron, a todos? menos a los susceptibles de invitarlo a otra movida cinco estrellas. Por ejemplo, a otro plumífero, descacharrante en su proceder, con una novela de la que no ha conseguido vender más allá de quinientos ejemplares pero que ha contado con docenas de críticas tan elogiosísimas como pesebristas, porque el pollo maneja hilos poderosos, que lo sitúan como un nuevo Cervantes, un Shakespeare redivivo, la madre que lo parió.

Bueno, el caso es que largué lo mío ante tan esforzado y libre auditorio, tuve el honor de charlar con alguno de los asistentes («Mi padre trató a Ridruejo», «Yo conocí a Benet cuando construía el embalse») y abandoné León de vuelta a la Asturias que tiene los premios más relumbrosos de España, pero que nunca ha dado el salto de las comunidades que supieron colocar un buen puñado de escritores en la primera línea de la literatura nacional. ¿Les suena de qué lugar provienen Antonio Pereira (aún sigue vivo, qué caray), Josefina Aldecoa, Julio Llamazares, Juan Pedro Aparicio, Luis Mateo Díez, José María Merino (por adopción), Trapiello, Antonio Colinas o Juan Carlos Mestre, y no sigo? Pues provienen de una provincia con la mitad de habitantes que Asturias; pero de una provincia donde cuidan lo suyo, donde si organizan actos literarios organizan actos literarios, donde quizá no tengan tantas asociaciones de escritores, medioescritores, postescritores y alfaescritores, semanas de color, salones étnicos, puticlubs lírico-épicos y gremios dramáticos (y tan dramáticos); de una provincia donde entienden que si no cuidamos nuestro propio jardín mal va a venir a cuidárnoslo el de enfrente. Hablo de León, a dos horas de tren.

Homero, Ilíada – Alessandro Baricco

agosto 29, 2009 Deja un comentario

Todo empezó en un día de violencia.

Hacía nueve años que los aqueos asediaban Troya: a menudo necesitaban víveres, o animales, o mujeres, y entonces abandonaban el asedio e iba a procurarse lo que querían saqueando las ciudades vecinas. Ese día le tocó a Tebas, mi ciudad. Nos lo robaron todo y se lo llevaron a sus naves.

Así empieza una obra tremendamente bien hecha de mi escritor favorito.

Por una vez, no nos perdemos en esas historias dentro de otras historias inmersas en más historias, al estilo de las muñecas rusas, tan clásicas de Baricco. En su lugar, nos enfrentamos a lo que, a mi ver, ha sido un trabajo titánico de adaptación de la Ilíada de Homero.

La idea inicial del italiano, era poder narrar delante de gente, esta obra clásica, pero al plantearse la situación se dio cuenta de que el tiempo necesario sería excesivo (unas cuarenta horas) y el público tendría que ser muy paciente. Por eso, decidió hacer esta adaptación, lo más fiel posible al original, de forma que pudiera leerse en público.

Pocas son las variaciones que encontramos:

La más llamativa es la estructura en prosa, que creo que ha permitido hacer el texto más entendible y llevadero.

Nos sorprenderá su escaso paginado (en mi edición el texto, sin introducción y epílogo del autor, ocupa 163 páginas) que se debe por un lado a que ha eliminado todas las repeticiones que existen en el original y que ha suprimido las apariciones e intervenciones de los dioses en un esfuerzo de hacer la historia más humana y demostrar que en realidad son los hombres los motores del momento.

Otra intervención es la redacción (como puede apreciarse al principio de este post) en primera persona. El escritor seleccionó a varios de los personajes que aparecen y les hizo relatar lo que ocurría. Si no perdemos de  vista la idea de hacer la Ilíada legible ante el público, vemos que es una idea estupenda para agilizarlo y hacerlo más agradable a la escucha. En lo que respecta a la lectura, consiero que consigue hacerte llegar la historia de forma mucho más directa.

Finalmente, el autor no pudo resistir la tentación y añadió pequeños párrafos al texto, que resalta en cursiva para no dar lugar a errores, que a su ver complementan la historia. Desde mi perspectiva, agradecí el último capítulo, que en realidad no aparece en la Ilíada (ésta termina un poco antes), que narra la caida de Troya a través de Demódoco.

Me gustaría poder decir que me he leido a Homero, pero no es el caso, así que mis observaciones son meramente parciales (y bastante subjetivas debido a mii debilidad por Baricco), pero tras la lectura de Homero, Ilíada me han entrado ganas de leer la obra original sólo por el placer de hacerlo.

Me gustaría poder apreciar la belleza de este libro en su función original, pero mucho me temo que jamás podré escucharla así, tal cual la he leido. Eso no quita para que piense que, de nuevo, Alessandro Baricco haya conseguido una obra maestra.

Nuevo número de Azul Eléctrico

julio 15, 2009 1 comentario
Nueva portada de Azul Eléctrico

Nueva portada de Azul Eléctrico

Este jueves (16 de julio de 2009) se presentará en el Parque del Cid de León el nuevo número de la revista Azul Eléctrico, dedicado a la poesía en todas sus vertientes y variantes. ¡¡Hasta lo cuentan en la Crónica de León!!

Por desgracia no podré asistir, pero espero que alguien aproveche y vaya, que no sólo es la presentación sino que también hay conciertos gracias al festival León es +.

Un post breve, pero necesario jejeje…

¡Nos vemos!

Los hombres que no amaban a las mujeres – El libro y la película

julio 3, 2009 3 comentarios

Vale,  ya me lo he leído y sí, también he visto la peli. Ahora ya puedo opinar de una de las grandes estrellas de las librerías de este año, que junto con sus otras dos novelas, están haciendo menos crítica la crisis de estos establecimientos.

Portada de Los hombres que no amaban a las mujeres

Portada de Los hombres que no amaban a las mujeres

En primer lugar tengo que reconocer que tenía ganas de leer el libro, mucho antes de empezar este boom porque leí una reseña en un periódico (no recuerdo cual) que anunciaba su publicación con un comentario más bien breve. Y yo, que me fío muchas veces más de mi instinto que de mi conocimiento, leí el título y me dije “éste lo leo”. Mi propia crisis económica personal hizo que retrasara la compra varios meses, hasta tal punto que puse como excusa el regalo de reyes de mi padre para no sentirme mal gastando tanto en libros (otro día hablaré de este tema, que trae cola) y claro, he tenido que esperar a que él lo terminara para poder devorarlo yo. Afortunadamente mi padre es tan ávido lector como yo y no tardó demasiado.

Una vez explicado como conseguí hacerme con la novela os paso a comentar lo que me parece:

Puedo afirmar que es una novela entretenida, de esas de lectura sencilla y rápida (me lo fundí en dos tardes tirada al sol en el jardín). La trama está bastante bien elaborada y los personajes tienen suficiente complejidad como para ser creíbles (aunque la gran protagonista, Lisbeth, a ratos me flojea). También he de decir que me gustan las novelas que tienen varias líneas argumentales enredadas con la principal y éste es uno de esos casos.

En contra diré que para una historia relativamente simple hay demasiadas páginas. Da la sensación de que el señor Larsson no sabía por donde tirar pero que necesitaba seguir escribiendo. Además, como otros best sellers, la prosa es poco elaborada (imagino que eso ayuda a que  gente poco aficionada a la lectura pase horas con el libro en la mano) y hay fragmentos en los que parece que estás leyendo un artículo de periódico más que una novela por la forma de redactar, aunque teniendo en cuenta la profesión del autor es totalmente normal.

Otro “pro” es que me gustaron, a la par que sorprendieron, esos pequeños datos estadísticos respecto a ciertas actitudes de la sociedad sueca que aparecían entre capítulos. Creo que a más de uno nos pusieron los pelos de punta.

Esto no quiere decir que  no me haya gustado el libro, es más, me ha encantado, pero no es perfecto (nada en esta vida lo es) y hay que intentar ser objetivos. De hecho, mi padre está a puntito de terminar la segunda novela y ya me ha dicho que me la prestará en cuanto acabe, y la espero con ganas.

No pienso contaros de qué va el libro, para eso no tenéis más que escribir el título en google y os aparecerán cientos de páginas que os lo resumen, en especial la web que su editorial, Destino, ha hecho exclusivamente para la trilogía Millenium (he aplaudido el resumen del tercer tomo, es lo mejor d ela página y realmente lo aplaudo).

Y la peli… bueno, todo el mundo sabe que siempre los libros son mejores que sus películas (alguna excepción habrá, seguro, pero yo ahora mismo no conozco ninguna), así que no os sorprenderá que siga pensando lo mismo.

Cartel de la película

Cartel de la película

He de decir que fui con mi novio a verla y él, que no ha leído el libro, salió del cine contento y diciendo que era una buena película. Y lo es, pero no es la novela, claro está.

Para empezar, corta de raíz con todas esas tramas laterales que tanto me gustaban del libro y para solucionar los huecos que eso crea en la trama principal han tenido que cambiar detalles para ajustarlo todo. A quien no la haya visto aún le diré que en ningún momento aparece la hija de Mikael Blomkvist y un personaje de la familia Vanger en la peli dicen que ha muerto aunque en la novela no lo esté. Y el prota tiene una vida, aparentemente, bastante más “casta y pura” jejeje…

Me gustaron ciertos detalles, como los recuerdos que tiene Blomkvist de cuando era pequeño y le cuidaba Harriet o la especie de árbol genealógico que monta con fotos en la pared de todos los Vanger (leyendo la novela casi tenía que tomar notas para no perderme con esa enorme familia). Por otro lado, los actores Noomi Rapace y Michael Nyqvist están perfectamente elegidos y hacen el papel genial. Agradecí que la producción fuera sueca, porque si llega a ser americana, ¡¡seguro que nos morimos!! jajaja…

En resumen, una buena novela y una buena película, aunque con sus cosas. La recomiendo al 100%.

Ya me diréis que os han parecido ambas y yo ya os contaré lo que opine del segundo volumen.

Azul Eléctrico

junio 20, 2009 Deja un comentario

Hoy le dedico el post a una de mis actividades: Azul Eléctrico.

Llevo colaborando con esta revista desde su primer número y coordinando la sección de literatura desde el segundo.

Es una revista en formato papel, aunque os haya dejado su fotolog como enlace para que le echéis un ojo. Se publica y edita en León y es de distribución gratuita. Sale un número cada 3 meses, aunque a veces por problemas técnicos las cosa se retrasa un poquillo más, pero siempre acaba saliendo y la verdad es que dura poquísimo en los centros de distribución.

Se subvenciona con los beneficios de la publicidad, que no es mucha, tenemos mucho cuidado con eso y los colaboradores no nos llevamos ni un céntimo, que lo sepáis. Los pluses se gastan en una mejor calidad de papel o una portada más elaborada y cosas así.

La revista se divide en varias secciones, a saber: pensamiento, música, cine y literatura (creo que no me dejo nada) y cada número trata esos aspectos enfocados a un tema concreto. Por ejemplo, hay un número dedicado a la mujer, otro a la poesía, etc…

Aprovecho la ocasión para decir que cualquier colabooración en la misma será bienvenida y podéis enviarla a electricoazul@gmail.com

Estoy esperando a que salga el nuevo número, en cuanto sepa algo os lo cuento

Un saludo a todo el mundo y hasta otra.

A %d blogueros les gusta esto: