Archive

Posts Tagged ‘networking’

Mi paso por Empleat-4×4

marzo 22, 2013 8 comentarios

Ayer fue la última actividad, hasta octubre, del proyecto Empleat-4×4 en Oviedo y quería contaros un resumen de como ha sido mi paso por allí.

Podéis cotillear su web, pero si hay pereza os cuento que el proyecto tiene como objetivo dinamizar el mercado laboral asturiano, cosa que le hace mucha falta. Los participantes estábamos divididos en cuatro bloques (de ahí el 4×4, imagino):

  • Empresas ya consolidadas
  • Emprendedores
  • Personas en búsqueda de empleo
  • Profesionales de los recursos humanos.

Inicialmente, al apuntarme, tenía que escoger a qué grupo pertenecía y tuve serias dudas de si hacerlo como emprendedora o como persona en búsqueda de empleo. Tras mucho darle vueltas y discutirlo conmigo misma me di cuenta de que en realidad yo no ando buscando que una empresa me de trabajo (en una típica relación de arriba a abajo), sino que lo que quiero es trabajar con empresas de igual a igual, así que no tenía otra opción que ponerme como emprendedora. Gran acierto por mi parte, debo añadir.

Total, que ahí me planté yo en el primer evento, macro-evento para ser exactos, en el que estábamos los apuntados de todos los grupos en el auditorio de Oviedo. Llegué justita de hora por culpa de los tacones (sí, me puse taconazos para ir) que ya me estaban matando a media manzana de mi casa y cuando llegué aluciné con la cantidad de gente que había.

Aproveché para saludar a mucha gente conocida (alguna que incluso hacía años que no veía) y hasta a mi último jefe que también andaba pululando por ahí para presentar su empresa a posibles candidatos. Un apunte: no veáis lo bien que sienta saludar a un ex-jefe con una acreditación que te dice que eres emprendedora y no profesional a la búsqueda de empleo. 😉

Ya en la sala principal del auditorio pasaron por ahí las empresas a explicar que hacen, los profesionales de RR.HH. a contar qué puestos tenían disponibles y nos pusieron los vídeos de presentación de los valientes (como Sara, de Nogal Asistencia Técnica Ambiental)  que se lanzaron a ello. De ahí pasamos a la sesión de networking en el que nos agruparon por intereses/afinidad. En mi grupo muchas caras conocidas ya fuera por ser compañeros de carrera, de asociación, jefes… pero salieron unos primeros contactos interesantes. Además, como no podía parar quieta no me conformé con mi grupo y salí a la caza y captura de dos o tres personas que había fichado unos minutos antes en el salón del auditorio.

Para haceros una imagen mental: 300 personas hablando+desayunito rico+eco impresionante = agotador pero divertidísimo.

El siguiente paso fue una sesión de matching cuyo objetivo era reunirnos de pocos en pocos (en mi grupo éramos unos 10) durante una hora o así para interrogarnos (siempre desde el cariño, ¿eh?) sobre los contactos que queríamos hacer, qué temas nos interesaban para las mesas de trabajo (y en cuales de ellas creíamos que podíamos participar como ponentes), etc. Tuve suerte y mi grupo era más majo que las pesetas (para mis amigos jóvenes: la peseta era lo que teníamos para gastar antes del euro y a lo que algunos comentan que es donde vamos a volver. 😛  Las moneducas eran bien monas, en especial las últimas de peseta que eran más pequeñas que nuestros actuales céntimos y siempre se perdían. Si alguien quiere verlas tengo a porrillo en casa tanto de ese valor como de muchos otros). Además casi todos nos quedamos después a tomar un café y las conversaciones que salieron de allí fueron de lo más productivas y motivantes (sé que no existe la palabra, pero me gusta usarla y al que no le guste que lea a Shakespeare en versión original, que se inventaba palabras porque en su propio idioma no existían).

¿Más? Sí, más. Una vez seleccionados esos temas de interés toco el turno de las mesas de trabajo. En mi caso fui a dos. La primera, como oyente, sobre redes sociales. Aprendí unas cuantas cosas y conocí a gente increíble como Lucía o Lourdes. La segunda, como oyente y ponente, sobre autoempleo. Me tocó hacer una presentación de máximo 10 minutos sobre mi experiencia en el Taller de Generación de Ideas en el que participé como parte del Oviedo Emprende. Básicamente lo resumí en las 3 imágenes siguientes y parece que hasta me salió divertido porque la gente se reía (quiero creer que de lo que contaba, no de mi jejeje):

Y ayer tocó el Speed Networking. ¡Madre mía, qué locura! Para poneros en situación: una veintena de personas (más o menos), una mesa en U, 1 minuto para cada uno para presentarse y 5 segundos para cambiar de sitio al sonido del silbato y siempre moviéndote a tu izquierda (menos una persona que se quedaba fija). Al finalizar habría un rato para hablar con calma con las personas que te hubieran resultado más interesantes.

Sencillo, ¿no?

Pues no.

Porque por medio había que cargar con tus tarjetas de visita, el botellín de agua que habías decidido empezar porque los nervios te habían secado la garganta, las dossier de los que ya te habías cruzado y sus tarjetas, más tu papel y boli para tomar notas de lo que te habían contado y no mezclar gente.

A eso le añadimos que me dio por ser original y que yo llevaba dos tipos de tarjeta de visita: las normales y otras a las que por detrás les había añadido una pegatina con un “Vale por (a escoger uno)” y unos dibujitos de café, zumo, cerveza y vino. Hice un adelanto en twitter con esta imagen. El asunto consistía en que yo tenía que utilizar mi minuto en explicar mi “juego”, y en resolverlo, que iba de o siguiente: Yo tenía que decirle a mi interlocutor al menos 3 cosas que pudiera ofrecerle como persona y/o profesional que realmente pudieran serle de utilidad. Si no lo conseguía se llevaba mi “vale” y le invitaba a algo. Por otro lado, si lo conseguía tenía que llevarse 3 de mis tarjetas de visita normales. Una para él/ella y las otras dos tenía que dárselas a dos personas de fuera del evento que considerara que podrían interesarle mis servicios. La gente entró genial al juego y afortunadamente no perdí muchos cafés (unos 4 o 5, de los cuales un par de ellos los di directamente porque era gente con la que me interesaba quedar otro día para hablar con calma y otro me lo “robó” Daniel, de Genética Diseño Estratégico, que al final le cedí igual :P).

Después tocaba el “ratito” ese para hablar con los que te hubiera resultado interesante. Como detalle del agotamiento general por la experiencia diré que los primeros círculos se formaron directamente con los que teníamos al lado porque, creo, éramos incapaces de levantarnos de la silla. Una vez recuperadas fuerzas ya nos movimos más y hablamos con todo el mundo. Las galletitas saladas, las gominolas y los regalices rojos (que me chiflan) ayudaron mucho a recuperar energías. Otro apunte: el “ratito” va entrecomillado porque al final estuvimos varias horas de charla (la actividad empezaba a las 4 y salimos de allí a las 8 y pico). Todo realmente genial, de verdad. ¡Ah, y olvidaba que nos dieron unos preciosos diplomas de participación a los que expusimos en algún momento!

Y no todo fue hablar de empresas/negocios/trabajo, también hubo mucho Rock ‘n Rol 😉

La lista de gente genial que he conocido estos días es enorme y no quiero enrollarme más, ellos ya saben quienes son y además sé que estaremos en contacto, así que les mando un abrazo desde aquí.

No puedo cerrar este post sin agradecer todo el esfuerzo a la gente de AJE Asturias y en especial a Cynthia, que es lo mejor de lo mejor. Curraron un montón para que todo fuera perfecto y así fue como salió. ¡Ya tengo ganas de que volvamos a vernos en octubre! Mientras llega tenemos las fotos en la página de Facebook de Empleat-4×4 para cotillear y recordar lo estupendo que ha sido todo.

¡Nos vemos en octubre!

 

Categorías:Varios Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: